Por Ingrid Cárdenas y Claudia Rodríguez, Fotos de Elio Morales

por : Gary Cuyan 
Los contagios, los deseos y las secuelas que han dejado el nuevo coronavirus covid -19, durante los años 2020 y 2021 quedan marcados en las vidas de los seres humanos en una de las épocas más complicadas en la historia humana. Este lunes 1 de noviembre es donde cobra vida el  homenaje a los seres humanos que han partido a la presencia del Padre Celestial.

Precisamente hoy lunes, es el momento propicio para traer a la memoria  las y los San Carlistas que han fallecido a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, coincidentemente el cielo se empaña de negro el frio peculiar de fin año ;los campos santos  tuvieron un   habiente diferente al acostumbrado  al  público en general para que los familiares  de la comunidad sancarlista adornaran  las tumbas de los universitarios  fallecidos a causa del Covid -19. durante los años 2020-2021.

A decir del Rector en Funciones  de la Tricentenaria Universidad de San Carlos (USAC) M.A Pablo Ernesto Oliva Soto y demás autoridades Universitarias : Nuestra hermandad con los familiares y amigos de quienes han perdido la batalla  humana contra el Convid-19. 

Sin embargo, el Jefe de Gobierno Universitario resaltó: « No queremos pensar en las cifras alarmantes de esta pandemia; sino queremos traer a nuestras mentes a cada uno de las y los sancarlista  que nos han dejado un legado en nuestras vidas. Hoy queremos recordar sus rostros  y anécdotas de vidas. 

El aroma peculiar de las veladoras características que utilizan   los fieles católicos para honrar la memoria de santos y también peculiaridad que se ha notado cada 1 de noviembre  dentro de los cementerios en nuestro país. Sin embargo, frente a escenario  pandémico que vive el mundo entero cada vez se complica más y más para  la  salud humana.   La Plaza de los Mártires de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), fue el escenario perfecto para que al entrar la noche de este lunes   1 de noviembre se rememoran los recuerdos y el legado que  han dejado los sancarlista en su paso por esta tierra.

Oliva Soto, concluyó la noche de este lunes en la plaza de los Mártires que: debemos luchar   por frenar esta epidemia humana que tienen doblegado al mundo entero no permitamos que esta enfermedad nos siga quitando las mentes brillantes de nuestros amigos catedráticos, académicos estudiantes y personal administrativo. “El compartir en sus memorias siempre los mantendrá vivos “.